Esencias para lámparas aromáticas

Mezcla.
5 gotas de esencia de bergamota
5 gotas de esencia de geranios
1 gota de esencia de rosas
5 gotas de esencia de cedro
3 gotas de esencia de geranios
7 gotas de esencia de neroli
5 gotas de esencia de lavándula

Estas lámparas dispersan el aroma en forma suave, que puede acompañar nuestro estado de ánimo ya sea en el hogar como en el trabajo. En algunos hospitales se las utiliza por sus propiedades antisépticas y relajantes, tanto para los pacientes como para el personal. De la misma manera que con las lámparas aromáticas, los aceites pueden ser dispersados con otras fuentes de calor: bombitas de luz y aromatizadores modernos que se conectan a la toma de corriente o al encendedor del automóvil.

Esencias para mejorar el ambiente: las lámparas aromáticas

La lámparas aromáticas son utilizadas para mejorar la calidad del aire en los espacios cerrados y habitaciones. Además, permiten inhalar beneficiosos aromas. Existen modelos sencillos de cerámica en los que se representa la transmutación por los cuatro elementos, ya que se utiliza fuego para la combustión (mediante una velita de té), el aire circundante es el que mantiene la llama, la tierra es representada por la cerámica que da la forma a la lámpara y el agua es lo que llena el recipiente donde se agregan los aceites esenciales puros.
Para utilizarlas el procedimiento es muy sencillo:

  • En el agua que se ha echado en el platillo de la lámpara, se vierten gota a gota las esencias de las plantas. Posteriormente, se remueve la mezcla bien.
  • Las cantidades indicadas en la tabla que se publica a continuación están calculadas para un ambiente de veinte metros cuadrados de superficie. Aumentar o disminuir la cantidad de gotas en proporción al tamaño del ambiente.

Un botiquín muy aromatico

Existen muchas plantas apreciadas por su agradable olor y que, además, poseen multitud de propiedades curativas. La rosa, la menta o el anís son plantas medicinales que nos permitirán disponer de un botiquín muy aromatico.