El cerebro

El cerebro olfativo pertenece a un sistema que históricamente se encuentra entre las más antiguas estructuras cerebrales de los vertebrados y también de los seres humanos y es de destacar que en el transcurso de la historia de la evolución casi no se ha modificado: estamos hablando del sistema límbico que, observado desde el punto de vista fisiológico cerebral, es una agrupación de núcleos y regiones de cortezas cerebrales estrechamente unidos. Además del automantenimiento (alimentación, defensa, agresión) la función del sistema límbico es la del mantenimiento de la especie (sexualidad).