Cerebro humano

Esta parte tan importante de nuestro cerebro también es conocida como centro de las emociones, pues aquí se manejan y se coordinan las conductas emocionales, los impulsos sentimentales y los instintos. La alegría, el placer, la rabia o el miedo se encuentran entre las funciones básicas del sistema límbico. Además de la ya mencionada influencia ejercida sobre la conducta sexual y de reproducción, en esta parte del cerebro también se regulan las funciones de los órganos interiores y la regulación de la actividad hormonal. Al sistema límbico se le atribuyen además importantes centros funcionales, que son importantes para la capacidad de aprendizaje y para la memoria.